Powered By Blogger

miércoles, 28 de mayo de 2014

Cuestionario Desiderativo (resumen)

* Definiciones y Consignas.
                El test desiderativo es un test de estímulo y respuesta verbal, aplicable a partir de los cinco años de edad. Se basa en la llamada técnica desiderativa, donde la consigna es ¿Qué es lo que más le gustaría ser?) para proyectar los aspectos más valorizados, agregando tres catexias positivas (+) y tres negativas (-).
                Las preguntas positivas exploran cómo se defiende la persona del peligro, y las negativas muestran de qué se defienden; se exploran los tres reinos animal, vegetal e inanimado, y se pregunta además ¿por qué? (racionalización desiderativa).

* Características Generales de la Técnica.
                Ante la amenaza que supone des-identificarse del ser persona, el sujeto implementará distintas defensas instrumentales y la propuesta va a ser que se identifique a algo que no sea persona, esto supone un ataque al Yo y sus objetos.
                Se utilizan seis preguntas donde se le pide al sujeto tres elecciones y tres rechazos, investigando tres reinos: animal, vegetal e inanimado, siendo esa la secuencia esperable, ya que ante la amenaza fantaseada, el Yo trata de preservar los aspectos más vitales a los menos. En la negativa, la secuencia esperable es la inversa, es decir, de lo inanimado a lo animal.  
                La consigna plantea al sujeto “si no pudiera ser persona, ¿qué es lo que más le gustaría ser?”. Una vez producida la respuesta, la segunda parte de la consigna es “¿por qué?”. La consigna está planteada de tal forma que en la primera parte se le pide al sujeto que se desidentifique en tanto ser humano, mientras que en la segunda parte se le ofrece la posibilidad de reidentificarse parcialmente en símbolos elegidos.
                En los desiderativos positivos el sujeto expresa:
Ÿ       Lo que valoriza de sí y desea conservar
Ÿ       Lo que desearía tener o tiene como cualidad valorizada por él
Ÿ       Con qué recursos defensivos cuenta para protegerse de la angustia en general, y de la angustia de muerte o aniquilamiento del Yo, en particular. 
                En los desiderativos negativos el sujeto expresa:
Ÿ       Lo que el sujeto rechaza de su mundo interno.

* ¿Qué investiga el cuestionario desiderativo?
                Características de la personalidad. Defensas. Conflictos básicos. Fortaleza del Yo. Madurez o inmadurez del Superyó. Aspectos afectivos. Tipos de relaciones objetales. Desarrollo cognitivo o actitudes intelectuales. Intereses. Aspectos valorados o desvalorizados del sí mismo. Auto imagen. Auto estima. Identificaciones. Imagen corporal. Identidad sexual. Desempeño de las funciones del Yo.
                El test evalúa la fortaleza o fragilidad del Yo. La fortaleza del Yo se define como la posibilidad de poner en marcha mecanismos que, sin negar maníacamente la muerte ni sucumbir a ella, permitan al sujeto mantener su cohesión y sobreponerse al impacto de la consiga, pudiendo encontrar objetos en el mundo interior en donde condense lo que quiere conservar.
                Si el Yo es débil, el sujeto no podrá hacer el test, negará maníacamente la muerte o elegirá un objeto frágil.



* Ventajas de la técnica.
Ÿ       Economía de tiempo (entre 10 y 15 minutos).
Ÿ       Aplicable a una franja etárea muy amplia (desde los 4-5 años hasta la tercera edad).
Ÿ       Aplicable a personas de diferentes culturas y grupos sociales y por ser un test de estimulación y producción verbal la persona puede tener distintas incapacidades motrices y sensoriales y no afectar su toma.
Ÿ       Se puede administrar a personas con sordera ya que se puede administrar por escrito.

* Criterios de interpretación.
                Para que el sujeto pueda responder a las demandas de la consigna, debe poder utilizar defensas instrumentales, las cuales son independientes del repertorio de defensas propias de la personalidad de cada sujeto.
                Los cuatro aspectos son considerados Pautas Formales del Desiderativo, se trata de elementos directamente observables, y se llaman también Defensas Instrumentales (que se realizan frente a la consigna, a la situación del test), las defensas son instrumentales porque son las defensas con las que cuenta el sujeto para responder adecuadamente a la consigna. Entonces van a tener que ver con las operaciones mentales que debe efectuar el sujeto para poder resolver la consigna. La consigna va a dar lugar a que el sujeto se tenga que aniquilar imaginativamente como persona y las defensas instrumentales que implemente van a posibilitar que haga el como si.
                En cambio, si el sujeto se siente aniquilado literalmente van a darse una serie de fallos que van a tenerse en cuenta a la hora de interpretar la técnica. Cada defensa instrumental va a tener que ver con el proceso secundario.

A.Mecanismos instrumentales.
I.   Represión fundante y primera disociación instrumental: se expresan en la capacidad de discriminar entre fantasía y realidad. Si el sujeto puede hacer esto, no ha sentido a la consigna como un ataque concreto a la integridad de su Yo, sino que la ha vivenciado a nivel simbólico, lo que implica fortaleza yoica, flexibilidad y capacidad de adaptación. Implica no sentir la pregunta como un ataque sino como un como si…”. Mide si el sujeto puede diferenciar realidad de fantasía, esto evalúa la fortaleza yoica. Lo que responde en las catexias positivas son defensas frente al peligro (pues si no fueras…” lo pone frente al peligro, y qué te gustaría ser…” es la defensa usada). Lo que responde en las catexias negativas indica lo que rechaza, lo pulsional, aquello peligroso de lo cual se defiende.
                El fracaso de esta primera disociación instrumental puede ser: total o parcial. Es total cuando no contesta con ningún símbolo; y es parcial cuando no contesta alguna de las seis preguntas, insiste con respuestas humanas, no puede desprenderse de ellas, persevera en un reino, sea cual fuese, da respuestas muy genéricas y responde con hacer en vez de ser.
                La regla es que cuando el sujeto tiene dificultades para elegir el entrevistador menciona todos los reinos posibles y/o faltantes, tanto en las catexias positivas como negativas, pero si a pesar de la inducción se produce el fracaso en las positivas igual se da la consigna para recoger las negativas, una vez terminada la parte de las negativas se intenta nuevamente con las positivas, pero si se resiste a continuar a pesar de la inducción en las negativas se interrumpe la administración. Acá fallaría la represión fundante y primera disociación instrumental, de manera total.

II. Segunda disociación instrumental: implica discriminar los aspectos valorados de los rechazados (divalencia, en oposición a ambivalencia), lo cual implica una buena diferenciación mundo exterior / mundo interior, un buen uso de las defensas; esto conlleva la posibilidad de discriminar dentro de cada símbolo los aspectos rechazados y aceptados, implica un reconocimiento de los aspectos que el sujeto valora y desea conservar de sí mismo como de aquellos desvalorizados y/o conflictos que rechaza.
                El fracaso en esta segunda disociación instrumental puede ser:
Ÿ       Mezclar lo valorado y lo rechazado en la misma respuesta (ambivalencia). Esto revela que el sujeto no quiere perder nada al elegir algo.
Ÿ       Puede elegir el mismo símbolo en las catexias positivas y negativas, aunque las racionalizaciones sean distintas.
Ÿ       Puede elegir una característica no acorde con el símbolo, que no está de acuerdo con la lógica o la norma ética o cultural, o sea, es improcedente respecto al símbolo.
Ÿ       Elegir una característica no acorde con la catexia.
Ÿ       Cuando hay mucha distancia entre lo valorado y lo rechazado.

III. Racionalización desiderativa: es una defensa que la técnica muestra a partir del por qué, es un procedimiento por el cuál el sujeto intenta dar una explicación coherente desde un punto de vista moral, a una actitud, acto, idea o sentimiento cuyos motivos verdaderos no percibe. Esto implica separar los aspectos afectivos que jugaron en la elección del símbolo de aquellos que se sustentan en los aspectos racionales de la lógica formal. Las características asignadas al símbolo deben corresponder a la lógica y al proceso secundario.
                El fracaso en la racionalización desiderativa:
Ÿ       Falla en la sustentación lógico formal.
Ÿ       Por ausencia. El sujeto no puede justificar los motivos de su elección. Denuncia un fracaso del Yo.
Ÿ       Contestar “porque si” o “porque no”. No hay racionalización.
Ÿ          Cuando la racionalización no es coherente con el símbolo.
Ÿ          Cuando en vez de un símbolo se hace una ecuación simbólica, o sea, en la racionalización se advierte un déficit de simbolización.
Ÿ          Sobredimensionamiento de la racionalización que no enriquece el símbolo.
Ÿ          Rigidez de los argumentos racionales.

IV. Identificación proyectiva: el Yo deposita un aspecto de sí mismo ligado a un objeto con una fantasía especial en un símbolo con el cuál se identifica, eso significa que utilizando la palabra representa la idea y eso es característico del proceso secundario, de la capacidad de simbolización, identificación del sujeto con el símbolo.
                Los fracasos de la identificación proyectiva:
Ÿ       Símbolos disgregados (arena, viento, agua, etc.) los que hablan de poca diferenciación Yo-no.
Ÿ       Elegir varios símbolos en la misma catexia.
Ÿ       Perseveración en el reino.
Ÿ       Cuando habla del símbolo como si fuera él mismo.
Ÿ       Fracaso por elección de símbolos adecuadamente estructurados, pero de débil consistencia. Hay un claro límite demarcatorio entre el sí mismo y el afuera, pero la estructura del objeto es frágil.
                Hay una situación específica que es cuando responde que le gustaría ser un muerto, ahí se interrumpe la técnica y se trata de indagar el motivo de la respuesta, es muy posible igual que ciertos indicadores de fantasías suicidas hayan aparecido ya en las técnicas anteriores, por lo cuál no se llegue a administrar el desiderativo.
B.Secuencia de ansiedad.
                Para examinar el estado de la ansiedad se debe evaluar tanto el monto como la cualidad de la ansiedad a lo largo de la prueba. Lo esperable secuencialmente en un protocolo neurótico o normal es que la ansiedad disminuya a lo largo de la producción, dando lugar a un proceso de aprendizaje, y que la cualidad de las ansiedades evolucione de un primer momento consufional o paranoide hacia una ansiedad más depresiva, que le permita al sujeto responder adecuadamente al estímulo.
                Un monto adecuado de ansiedad es esperable al comienzo de la tarea. Desde la técnica tomamos como indicador que el monto de ansiedad no interfiera en la producción de las respuestas. Si no interfiere, se constata la adecuación de los mecanismos instrumentales; si interfiere, eventualmente se producirían algunos fallos parciales menores de los mismos.
                Si el monto de ansiedad es intenso, posiblemente incida en la producción generando fallos de los mecanismos de defensa más frecuentes y severos.
                La ausencia total de ansiedad, si bien no perturba la producción en sus aspectos formales, denotaría una reacción desajustada, producto de una intensa disociación o de una depositación, por negación y proyección de la ansiedad, en el entrevistador.
                Desde la técnica se podría inferir tanto el montón como la cualidad a través de la conducta preverbal del sujeto, de comentarios verbales acerca de lo inusitado o desagradable de la tarea, tanto en relación con la técnica con la persona del entrevistador y a través de las temáticas y sus contenidos.
                Hay protocolos que manifiestan en forma sostenida y sin modificación el predominio de un solo tipo de ansiedad (confesional, paranoide o depresiva). En estos casos, la cualidad de la ansiedad no parece tener que ver con la situación de prueba, sino que manifiesta una modalidad del funcionamiento yoico estable. En este sentido, la capacidad del sujeto de transitar por distintas cualidades de la ansiedad da cuenta de la flexibilidad de sus recursos.

C.Tiempo de reacción.
                El tiempo de reacción es el lapso que transcurre entre la consigna y/o subconsigna para cada reino y la aparición de la respuesta símbolo. Los comentarios no son considerados respuestas. Este lapso es el tiempo que le lleva al sujeto recibir el impacto de la consigna, elaborarlo y poner en marcha los procesos necesarios para resolverla.
                Los tiempos de reacción constituyen indicadores de varios fenómenos:
1.  Cuando se mantienen estables a lo largo de toda la técnica, ya sean breves, alargados o adecuados, parecen aludir a una forma de ser idiosincrática del sujeto.
a.          El retardo mostraría una dificultad del Yo para reorganizarse.
b.         El acortamiento denotaría una tendencia a reaccionar en forma inmediata para evitar reflexionar y ponerse en contacto con la angustia que genera la consigna.
2.  Cuando los tiempos de reacción aumentan o disminuyen abruptamente en una o varias catexias, constituirían indicadores de una situación de conflicto para el sujeto. Dicho conflicto se inferirá a través del contenido del símbolo y de la racionalización.
3.  Cuando los tiempos de reacción aumentan o disminuyen a lo largo de la secuencia en la técnica constituyen indicadores de las vicisitudes de la ansiedad.
a.          Disminución progresiva del tiempo de reacción: el sujeto presenta un tiempo de reacción más prolongado en las primeras catexias, disminuyendo en las siguientes. Esto implica que el sujeto ha podido efectuar una experiencia de aprendizaje positiva que contribuye a disminuir su ansiedad.
b.         Aumento progresivo del tiempo de reacción: el sujeto presenta un tiempo de reacción esperable en las primeras catexias, aumentando éste progresivamente en las siguientes. Esto implica que en el sujeto la experiencia no lo ayuda a disminuir la ansiedad.

- Esperable: 10-30 segundos.
- Menos de 10: puede ser un fóbico que contesta rápido para sacarse rápido la ansiedad, o puede ser un psicótico que contesta cualquier cosa.
- Más de 30: bloqueo, dificultad.
                Cuando el tiempo de reacción en los positivos es mayor que en los negativos es indicativo de una persona que puede discriminar fácilmente lo que le desagrada, pero no tiene recursos para defenderse de eso. 
                Si el tiempo es abreviado en las catexias positivas y alargado en las negativas, podemos diagnosticar que el Yo de estos pacientes sabe cómo defenderse pero le resulta complicado y muy conflictivo establecer de qué se está defendiendo.
                El criterio para ir buscado la fortaleza del Yo, es cuando el Yo sabe cómo defenderse y de qué se defiende en cada situación.
                Es un test que moviliza la angustia, las dos ansiedades que quedan comprometidas son la persecutoria y la depresiva. Ocampo dice que en la primer parte del test, la ansiedad básica predominante es la paranoide, con lo que realmente se está persiguiendo el sujeto es con la muerte, por lo tanto va a defenderse de esa ansiedad persecutoria con los recursos defensivos que posea. En cambio, en la segunda parte del test, se pone de manifiesto la ansiedad depresiva, porque alude a los aspectos rechazados del sí mismo.

D.Secuencia de la elección de reinos.
                La secuencia esperable guarda relación con la expectativa de que una personalidad saludable tendrá una estructura psíquica en la que predomine el instinto de conservación sobre los impulsos de muestre y que, por lo tanto, frente a un ataque o arbitrariedad, el Yo del sujeto rescatará sus aspectos más vitales para preservar su integridad.
                La secuencia esperable para las positivas es: animal, vegetal, objeto. Esta secuencia es un indicador de mayor salud porque los animales, con relación a los restantes reinos, conservan más los impulsos vitales ligados a la autoconservación, al instinto gregario y a los vínculos, tanto amorosos como agresivos. Los vegetales les siguen en el orden al cumplir un ciclo vital, pero carecen de vida instintiva. Por último, los objetos inanimados carecen de vida.
                Sería esperable que la secuencia en las catexias negativas fuese exactamente a la inversa: objeto, vegetal, animal. El sujeto se desembaraza primero lo que resulte más conflictivo para él, sus propios impulsos rechazados o sus aspectos sentidos como más muertos.

* Criterios de evaluación dinámico, estructural y genético del funcionamiento global de la personalidad.
Ÿ  Aparato psíquico.
A.  Punto de vista estructural.
a.     Funciones del Yo:
- Relación con la realidad:
§       Adaptación a la realidad: si pudo hacer el como si…”.
§       Prueba de realidad: diferenciación Yo/no Yo, o mundo externo/interno, se ve en la primera disociación si guarda o no distancia óptima del símbolo, y si hay respuestas auto-referenciales o no.
§       Juicio o interpretación de la realidad: predominio del proceso primario o del secundario, se ve en las identificaciones proyectivas y en si la racionalización es acorde con el símbolo (escritorio amenazante muestra invasión del proceso primario, por ejemplo).
- Regulación y dominio de los impulsos: grado de metaforización de la agresión (sangre es poco metaforizado), los impulsos y su control se ven en la segunda disociación instrumental, en las racionalizaciones negativas.
- Mecanismos de defensa.
- Esquema corporal: vivencia de integración del propio cuerpo.
- Identificación sexual: símbolos más predominantes.
- Relaciones interpersonales: tipo de vínculo fantaseado.
b.  Ello:
- Balance entre libido objetal y narcisista. Lo ideal es que haya un balance sin predominio neto de ninguna.
- Las respuestas narcisistas apuntan al Yo Ideal, la completad, la omnipotencia.
- Las respuestas donde hay más interés por los objetos, en cambio, apuntan al Ideal del Yo.
- Pulsiones de vida y de muerte, puntos de fijación (símbolos orales, anales, etc.). Deben reiterarse llamativamente para mencionarlos en el análisis. 
c.     Superyó:
- Solamente ver si es maduro (apropiado a la edad) o primitivo. Un superyó maduro tiene símbolos bien recortados o integrados, acordes con la racionalización, y no hay una excesiva distancia entre los aspectos valorados y los rechazados. Comparación catexias positivas con su correspondiente negativa, para comparar las defensas y los correspondientes peligros de los que se defiende.

B.  Punto de vista dinámico: conflictos evolutivos, accidentales e intrapsíquicos.

Ÿ  Pautas formales:
                Cuando el sujeto contesta:
- Qué le gustaría ser: contesta con un símbolo.
- Por qué: contesta con una racionalización desiderativa.
                Para todo ello debe hacer:
1.     Una primera disociación instrumental.
2.     Una segunda disociación instrumental.
3.     Una racionalización desiderativa.
4.     Una identificación proyectiva.
                Estos cuatro aspectos considerados pautas formales del desiderativo. Se trata de elementos directamente observables, y se llaman también defensas instrumentales.

Ÿ  Pautas de contenido.
                Pueden referirse al símbolo o a su racionalización.
a.     Símbolo: ver qué símbolo utilizó, permite ver el nivel de simbolización (un psicótico tiene mayores dificultades para simbolizar). Por ejemplo: dinero es más simbólico que caca, siendo esto ultimo algo  más vinculado con el cuerpo.
b.    Racionalización: si habla de árbol como si fuera él, incluso usando la primera persona, no lo utiliza como símbolo. 

Ÿ  Análisis.
                Convendrá seguir el siguiente orden:
1.  Defensas Instrumentales: para cada catexia, las cuatro pautas formales: primera y segunda disociación instrumental, racionalización e identificación proyectiva.
2.  Tiempos de reacción y ansiedad.
3.  Análisis Intra-psíquico.
4.  Comparación: catexias positivas con su correspondiente negativa, para comparar las defensas y los correspondientes peligros de los que se defiende.


                Es de pronóstico positivo aquella persona que puede efectuar la primer parte del test aunque no haga la segunda ya que la primer parte muestra las defensas que dispone, aunque no pueda decir qué es lo que no le gusta de sí mismo, por lo menos ese yo tiene defensa; en cambio en el otro caso rechaza todo lo que se es o tiene y carece de defensas para sobreponerse de los conflictos internos o situaciones provenientes del mundo exterior.

10 comentarios:

  1. Hola tienes la grilla de objeto y simbologia?para pasarme

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, pude comprender mejor

    ResponderEliminar
  3. Empezaba a leer y me di cuenta que no has citado una sola fuente. Por lo que descarto el material que has publicado porque no se sabe de donde procede. Parece interesante pero no se si es acertado. No me doy cuenta de su valor academico.

    ResponderEliminar
  4. Excelente explicación pero hubiese estado mejor con citas bibliográficas..

    ResponderEliminar
  5. buen aporte. ello esta muy sintético y claro. lo redactado esta con apoyo sobre el texto original de EL CUESTIONARIO DESIDERATIVO de G. Celener

    ResponderEliminar